Difícil

Grannys prostitutas las prostitutas os precederán

acabado por crear a veces una especie de aura evangélica en torno a la categoría de las prostitutas, idealizándolas y oponiéndolas a los llamados "bienpensantes que serían todos los demás, indistintamente, escribas y fariseos hipócritas. El hijo que dice no y hace sí representa a aquellos que en un tiempo vivían fuera de la Ley y de la voluntad de Dios, pero después, ante Jesús, se han arrepentido y han acogido en Evangelio. Jesús pone un caso límite, como diciendo: "incluso las prostitutas -y es mucho decir- os precederán en el reino de Dios". Hoy, entre otras cosas, la prostitución se presenta bajo una forma nueva que logra hacer dinero a manos llenas, sin los riesgos que siempre han corrido las pobres mujeres en la calle. Pero traicionaría el espíritu del Evangelio si no sacara a la luz la esperanza que esa parábola de Cristo ofrece a las mujeres que por las circunstancias más diversas (frecuentemente por desesperación) se han visto en las calles, víctimas la mayoría de las veces. Vi dicha obra el domingo pasado, la disfruté como nadie. Esta forma consiste en ver el propio cuerpo con la tranquilidad de estar tras una máquina fotográfica o una videocámara. Basta con pensar en la Traviata de Verdi, o en la apacible Sonia.

Dejar respuestas

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Se seleccionan los campos requeridos *